contacto en linea
Menú directorio empresarial

20 acciones para mantener el cerebro en forma

Ejercita tu memoria y hazte de hábitos saludables para matener tu cerebro funcionando y en forma

Artículos de interés sobre Salud y bienestar

20 acciones para mantener el cerebro en forma

Publicado el: 14 agosto, 2015
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this pageShare on Google+

Es natural que con el tiempo las neuronas comiencen a desgastarse. De pronto te ocurre que no recuerdas tu número de teléfono, dónde estacionaste tu coche o el nombre de una persona que te acabas de encontrar y que te saludó efusivamente. Aquí te compartimos 20 acciones cotidianas y fáciles para mantener tu cerebro en forma

1. Come una manzana al día

Por su alto porcentaje de quercetina, un antioxidante que protege al cerebro contra enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Investigadores de la Universidad Cornell en Nueva York, descubrieron que las células cerebrales de animales que eran tratados con esta fruta podían resistir mejor los radicales libres que atrofian al cerebro.

2. Mantén un ritmo cardiaco

Aumenta tu ritmo cardíaco regularmente para que el flujo sanguíneo pueda llegar al cerebro. Ejercicios como correr, estimulan las hormonas. De esta forma, se hacen trabajos mentales y el cerebro idea estrategias haciendo más fácil crear nuevas conexiones entre las neuronas, como indica el Dr. Kirk Erickson, psicólogo y profesor de la Universidad de Pittsburgh.

3. Cambia el fondo de pantalla de tu smartphone

Un cuadro de Miró para fondo de pantalla de tu smartphone hará ejercitar tu mente cada vez que lo veas. El cerebro capta este tipo de arte abstracto por partes; primero distinguirá patrones conocidos como líneas o formas y después comienza a reconocer nuevos elementos. Estás imágenes comprometen a tus pensamientos y son más desafiantes que mirar por una ventana un paisaje común y fácil de interpretar.

 4. Terapia dormido

Según un interesante estudio publicado por la revista Science, puedes recordar más fácilmente algo si, mientas estás dormido, alguien te ayuda a hacer un sonido que esté asociado con el objeto que quieres recordar al despertar. Por ejemplo, si nunca logras recordar dónde dejaste las llaves, graba el sonido del tintineo de las llaves y agrégalo a tu iPod. Luego haz que alguien lo haga sonar durante la noche cuando estás profundamente dormido. Aunque despertarás sin recordar haberlo oído, podrás memorizar mejor dónde dejas tus llaves o cualquier otra pertenencia.

5. Sal de compras

Ésta es una actividad más que comercial, requiere bastante movimiento físico y mental que el que se emplea viendo televisión. Un estudio reciente de 1.000 participantes intentaba averiguar por qué las mujeres de 75 años parecen mantener su cerebro en mejor forma que los hombres de la misma edad. La razón es que ellas invierten más tiempo de compras que los hombres.

6. Cuida tu espalda

Cargar cosas pesadas o hacer actividades sin cuida, no sólo afectan tu espalda sino también a tu cerebro. Aquellas personas que presentan dolores crónicos de espalda pierden 1.5 centímetros cúbicos (equivalente a una cuchara grande) de materia gris por año. Esto se debe a que esa parte del cerebro es la que lidia con el estrés del dolor. Haz más ejercicio: la mejor manera de combatir esto, es fortalecer los músculos en la parte baja de la espalda y los abdominales.

7. Cuida tu cintura

El exceso de grasa abdominal genera más químicos que podrían ser tóxicos para el cerebro, como los radicales libres, que se estancan en las celdas, obstruyendo su función y posiblemente matando neuronas. La pérdida de memoria está ligada al envejecimiento, pero el exceso de peso puede acelerar aún más este proceso.

8. Pon tu mente en blanco

Cuando olvidas algo que parece obvio, como un nombre o una palabra, una solución sencilla: respira profundo y pon tu mente en blanco. Según explica el Centro Antienvejecimiento de UCLA,  un enemigo de la memoria son las multitareas. Las personas que trabajan en dos cosas al mismo tiempo atrofian su concentración.

9. Cambia de manos

Si acostumbras a lavarte los dientes o mover el mouse de la computadora con la mano derecha, intenta de vez en cuando hacerlo con tu mano izquierda, o viceversa. No lograrás hacerlo de la mejor manera, pero este cambio ayuda al crecimiento de nuevas neuronas, las cuales pueden optimizar tu memoria y pensamientos, según afirma M. J. Ryan, autor de AdaptAbility: How to Survive Change You Didn’t Ask For.

10. Come brócoli y espinaca

Tienen alto contenido de vitamina A, C y E, excelente para mantener fuerte las membranas del cerebro. La Doctora Ramírez explica que una buena alimentación es sinónimo de buena memoria, hay que saber combinar oligoelementos con minerales y muchas vitaminas. Además, es recomendable comer pescado por sus altos niveles de omega 3, zanahoria, nueces, pasas, huevos, avena, salmón y fresas. Por su parte, el chocolate mejora la circulación y también beneficia al cerebro en términos de concentración.

11. Aprende otro idioma

Puedes empezar de una manera sencilla: acostumbrándote a ver programas de televisión sin subtítulos o incluso toma clases en línea. Se ha comprobado que las personas que hablan más de un idioma tienen mayor cantidad de materia gris que las que se limitan únicamente a su lengua materna.

12. Come o huele canela

El olor y el sabor de esta especie han demostrado mejoras en la memoria según los investigadores de Wheeling Jesuit University de West Virginia. La canela parece optimizar la circulación de la sangre, al mismo tiempo que permite procesar mejor la información.

13. Optimiza tus sentidos

Utilizar más los sentidos hará que en tu cerebro se creen más neuronas optimizando su funcionamiento, al mismo tiempo que te ayudará a ser más creativo ya que todo está relacionado: la sensación, el placer y los recuerdos se nutren los unos a los otros. Intenta vestirte con los ojos cerrados o trata de comunicarte en una cena sin hablar.

14. Mantén activa tu memoria

“Lo que no se usa, se atrofia”. Lo mismo sucede con la memoria. Acostúmbrate a leer un poco todos los días, aconseja Gisela Ramírez, neuróloga del Centro Médico Caracas. Practica juegos de palabras, crucigramas, rompecabezas o sudokus. Leonardo DaVinci escribió todas sus notas al revés, de modo que solo pudieran ser leídas con un espejo. No es tan difícil como parece, solo es cuestión de acostumbrarse.

15. Toma té verde

Un estudio japonés, publicado el año pasado en American Journal of Clinical Nutrition, aseguraba que tomar al menos una taza al día hace mantener al cerebro en forma a medida que se envejece. Esto se debe a que el té verde tiene la capacidad de inhibir la actividad de enzimas asociadas con el desarrollo del Alzheimer.

16. Cuida tus horas de sueño

Sabemos lo difícil que es dormir tus horas con una vida agitada y llena de actividades, pero privarte de dormir lo suficiente reduce los niveles del factor neurotrófico del cerebro, una proteína crucial para el almacenamiento de nueva información. Se necesita descansar lo suficiente, alrededor de unas ocho horas, para poder sentirse descansado y al mismo tiempo para mantener la memoria en forma.

17. Haz algo nuevo

Inscribirte en unas clases de baile o intentar hacer una receta que nunca habías probado. Es un reto el simple hecho de decirte a ti mismo: ¡Puedo hacerlo! Al momento de intentar algo diferente tu cerebro comenzará a crear nuevos circuitos de aprendizaje.

18. No fumes

El tabaco aumenta el riesgo de enfermedades cerebro vasculares. Los fumadores presentan peor memoria y habilidades de razonamiento.

19. Un poco de alcohol

No se trata de salir de fiesta todos los fines de semana. Es recomendable tomar todas las noches durante la cena media copa de vino tinto. Los científicos consideran que un poco de alcohol hace que la sangre esté más ligera ayudando la circulación en el cerebro. Pero hay que tener mucho cuidado con las cantidades, ya que el alcohol en exceso puede, por el contrario, impedir que se desarrollen células en el cerebro.

20. Haz una retrospección

Para no olvidarte de cosas importantes es recomendable tener muy presente y constantemente, aquello que deseas recordar. Por ejemplo, si entras a un cuarto y piensas ¿Qué hago aquí? ¿Para qué vine a este cuarto? retrocede unos pasos, mental o físicamente, lo que funcione para ti. Pregúntate qué querías hacer hace unos minutos, dónde estabas y qué sentías. Visualiza lo que quieres antes de comenzar a hacerlo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this pageShare on Google+
¿Te gustó lo que leíste?

¡Síguenos en Facebook!

¿Qué opinas?

Forma parte de este directorio empresarial

facebook twitter
Busca · Elige · Contacta
Copyrigth ® Todos los derechos reservados Contacto en línea 2013
Diseño por: Soto Comunicación Gráfica